Localizador de Multas gratuito

Abonos Anuales

Promociones Especiales

Ejemplos Anulaciones

Descargar diptico:

Síguenos en:

Sitio certificado
por ConfianzaWeb

Positive SSL

Las infracciones de tráfico con cárcel se multiplicaron por diez desde 2007

FUENTE: Diario Atlántico

Desde que se reformó la Ley de Tráfico ha dejado de ser excepcional que un conductor se enfrente a penas de cárcel. Si bien, las condenas alternativas que se recogen en el Código Penal y las conformidades evitan que todos los condenados entren en prisión, el número de infractores con responsabilidad penal se ha multiplicado por diez desde 2007.

Según las estadísticas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, en 2007 fueron 118 los conductores condenados, una cifra que a día de hoy, a falta de casi tres meses para que finalice el año se sitúa ya en 867 y que en 2’ fue de 1.155. El año pasado entraron en la prisión de A Lama 27 personas por delitos de tráfico. A esos datos hay que sumarles también los de la Policía Local, que en el caso de Vigo también registra una cifra importante de infracciones graves que llevan consigo condenas penales. El incremento sufrido en Vigo y la provincia es similar a los niveles registrados en España, donde los ingresos en prisión se incrementaron el año pasado en más de un 70%, según el balance de la Fiscalía. La mayoría de las infracciones registradas se refieren a la conducción bajo los efectos del alcohol. La reforma que entró en vigor en 2007 establece penas de entre 3 a seis meses de cárcel a los conductores que arrojen índices superiores a los 0,6 mg/litro en aire respirado o multas de 360 a 144.000 euros así como de uno a dos meses de trabajos en beneficio de la comunidad y de uno a cuatro años de privación del carné. También se incluyen penas de entre 6 a 12 meses de cárcel para los conductores que se nieguen a hacer la prueba de alcoholemia o de drogas. Las cifras de infracciones por alcoholemia asustan. Sólo en 2’ hubo siete veces más condenados que el total de 2007 por el resto de infracciones penales, arrojando una cifra en la provincia de 729. Hasta octubre de 2010, el subsector de Tráfico de la Guardia Civil ha registrado 565, con lo que la tendencia se mantiene. El incremento desmesurado de este tipo de infracciones también se refleja en el balance d

e la Fiscalía de Pontevedra, donde se recoge que en 2’ llegaron a celebrarse 1.781 juicios rápidos, de los que 67 fueron penales y en los que hubo 827 condenados y 760 llegaron a un acuerdo de conformidad. La segunda infracción más cometida es la de conducir sin carné, bien porque no se ha obtenido nunca, bien porque se ha retirado por mandato judicial. En este apartado las cifras también son alarmantes, teniendo en cuenta que hasta el 2008, esta infracción no estaba contemplada como penal. De haberlo sido un año antes, medio centenar de conductores de la provincia tendrían que haberse enfrentado a penas que van desde los tres a seis meses de cárcel o a una multa que va desde los 728 euros a los 288.000 además de los trabajos en servicio de la comunidad y la prohibición de circular desde uno a cuatro años. En 2008 la cifra se situó en 468, mientras que el año pasado bajó ligeramente hasta los 418. En lo que va de año, hasta octubre, ya han sido condenados 302 conductores. En tercer lugar y a mucha distancia de los dos infracciones anteriores se sitúa el exceso de velocidad, que supone sólo un 0,45% de las infracciones penales, frente al 62,37% del exceso de alcohol.

 

volver