Localizador de Multas gratuito

Abonos Anuales

Promociones Especiales

Ejemplos Anulaciones

Descargar diptico:

Síguenos en:

Sitio certificado
por ConfianzaWeb

Positive SSL

Condenado por tráfico, absuelto por la justicia

FUENTE: El Diario Montañés

 No puede trabajar porque no puede conducir, ni puede sacarse el carné porque no puede trabajar. Un día se enteró de que tenía el permiso retirado por la pérdida total de puntos, por cuatro multas por exceso de velocidad que nunca le notificaron, algo que quedó probado en una sentencia absolutoria que da la razón a Carlos López, aunque sigue sin puntos, sin notificaciones, sin carné y sin trabajo.

«Quiero justicia», clama López, un catalán de 40 años afincado en Santander desde 2008, que ha perdido el piso de alquiler porque no puede pagarlo, y su trabajo, como fontanero de urgencias para compañías de seguros porque no puede conducir. Se enteró de que no tenía puntos el pasado mes de mayo, cuando en un control rutinario de la Guardia Civil, en Santillana del Mar, acabó detenido «por ir sin carné, y mira mi carné», dice al tiempo que enseña su documento, en vigor hasta 2013. Le dicen entonces que lo tenía retirado entre febrero y agosto por esas cuatro multas, emitidas en Cataluña y País Vasco. Su carné está domiciliado en Barcelona e ignora si allí le habrán llegado las notificaciones, a pesar de que el coche, con el que presuntamente las cometió, fue comprado en Cantabria y aquí está domiciliado. Además, al menos una de esas multas «está equivocada», afirma, «porque en esa fecha yo no conducía». Entonces, aunque hubiera cometido las tres restantes, «me quedarían tres puntos», pero no tuvo la oportunidad de recurrir ni defenderse.

Así las cosas, cuando le detuvieron en Santillana se sometió a un juicio rápido, que se celebró en junio en Torrelavega. Allí se decidió que el juicio se celebrara por la vía penal, en Santander, porque las acusaciones eran constitutivas de delito. A finales de julio el Juzgado de lo Penal nº 3 de Santander absuelve a López del delito contra la seguridad vial del que estaba acusado, «porque no ha quedado acreditado que tuviera conocimiento de la pérdida del total de los puntos», según la sentencia, al haber sido efectuada la notificación en el Boletín Oficial de Barcelona y en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Badalona, «donde hace 20 años que no vivo».

Con la justicia a su favor, Carlos sigue condenado. «No conduzco desde mayo, y llevo desde entonces enviando escritos a la DGT sin contestación», explica, además de denunciar agravios territoriales: «Si las multas me las hubieran puesto en cualquier otro sitio de España, me devolverían el carné y reabrirían el proceso, pero por lo visto, el sistema en Cataluña y País Vasco no tiene nada que ver». Hace dos semanas le llegó una carta de la DGT con el esperanzador mensaje de «que lo estudiarán. Ahora soy yo el que ha denunciado los hechos. Y sigo esperando».

 

 

volver